PAUSAS PARA EL CAFÉ O EL CIGARRILLO

Una de las consultas más recurrentes en cualquier departamento de RR.HH. es la relativa al cómputo de la jornada laboral cuando se efectúa una pausa para tomar un café o fumar un cigarrillo.

Como saben, desde la entrada en vigor de la obligatoriedad de llevar un registro de jornada, se debe contabilizar el tiempo efectivo de trabajo, y la duda se plantea sobre qué ocurre con estas pausas.

Pues bien, recientemente la Audiencia Nacional ha avalado descontar de la jornada el tiempo empleado para la pausa del café o del cigarrillo argumentando que durante esas ausencias no se prestan servicios, siendo interrupciones voluntarias y no una necesidad.

Pueden acceder aquí al contenido íntegro de la sentencia.

No obstante, se hace necesario analizar cada caso:

En el supuesto de la sentencia, la empresa comunicó que, con la obligación de registro de la jornada, los empleados debían fichar al inicio y al final de todas las pausas, descansos o salidas del centro. Por ejemplo, las pausas para fumar, desayunar o tomar un café. Hasta ese momento, la empresa había tolerado las salidas sin fichar porque no había un control de la jornada y confiaba en que cada empleado acababa cumpliendo con su jornada laboral. Por ello, los afectados reclamaron que se trataba de una condición más beneficiosa. El Tribunal, sin embargo, no lo considera así, argumentando que no hubo condición más beneficiosa, sino una simple tolerancia.

En cambio, si una empresa sí ha venido reconociendo su voluntad de computar como tiempo de trabajo las salidas para fumar o para hacer el café de forma inequívoca (por ejemplo, así consta en el manual de acogida) y continuada (durante años), sí que existirá una condición más beneficiosa. Esto significa que sólo podrá dejar de computar como trabajadas las pausas a través de una modificación sustancial. Precisamente esto era lo que pretendían los trabajadores de la sentencia en cuestión, pero que no fue estimado por el Tribunal.

Por tanto, si las salidas para fumar o para hacer un café no son una condición más beneficiosa pues se han ido produciendo de manera informal, sin seguir unas pautas de frecuencia ni en las interrupciones ni en su duración, y no afectan a todos los trabajadores, es válido entregar unas instrucciones sobre la forma de fichar que indiquen que se debe registrar el inicio y el final de todas las pausas, descansos o salidas del centro de trabajo.

Menú