Las operaciones intracomunitarias se complican

Si realizan operaciones intracomunitarias, a partir de 2020 deberán ser más estrictos al cumplir los requisitos formales exigibles en estos casos y reclamar el NIF-IVA SIEMPRE.

En muchas ocasiones, en caso de operaciones intracomunitarias, nos habrán oído hablar de la necesidad de solicitar el NIF-IVA del cliente y de cotejarlo en el “censo VIES”. Este censo, accesible desde la web de Hacienda, nos permite ver si nuestro cliente desarrolla una actividad empresarial en su país y, en consecuencia, no repercutirle el IVA (pues la operación quedará exenta y el cliente ya se “autorepercutirá” el impuesto en su país).

Hacienda, no obstante, a raíz de distintos pronunciamientos judiciales venía interpretando esta exención con flexibilidad, permitiendo aplicarla aunque el cliente no dispusiese de ese NIF-IVA (dado que en determinados países su expedición no es obligatoria), siendo suficiente que se pudiese acreditar, por otros medios, que el cliente era una empresa.

Pues bien, a partir de 2020 el tratamiento de las operaciones intracomunitarias será más severo. La normativa de la UE ha cambiado, y para que dichas operaciones estén exentas de IVA será preciso:

  • Que el adquirente esté en posesión de NIF-IVA de su país, para lo cual deberá haberse dado de alta como operador intracomunitario (y, en consecuencia, que aparezca en ese censo VIES). ¡Atención! Advierta a los clientes de la UE que no le hayan facilitado el NIF-IVA de la necesidad de que lo obtengan antes de final de año.
  • Y que su empresa, si se superan los humbrales, declare la venta en el modelo 349 (que, además, ya sólo podrá presentarse mensual o trimestralmente, desapareciendo la posibilidad de presentarlo una vez al año).

Si tiene clientes comunitarios sin NIF-IVA, adviértales que lo obtengan cuanto antes. Si no, a partir del año próximo, deberá repercutirles IVA… y al contrario, si tiene proveedores intracomunitarios, debe ser usted el que se dé de alta en el ROI, de lo contrario le repercutirán un IVA no español no deducible en España (con las dificultades de su posterior solicitud de devolución,…).

Menú