Nuevo plan de inspección de hacienda – no podremos ni tener pérdidas…

Como cada ejercicio se ha aprobado el Plan General de Control Tributario y Aduanero para el año 2020 en el que se marcan las prioridades de Hacienda para atajar el fraude fiscal… y algunas actuaciones no dejan de sorprendernos.

Entre otras, queremos destacar que la AEAT llevará a cabo las siguientes actuaciones:

  • Con el objetivo de facilitar el cumplimiento de las obligaciones tributarias, se potenciarán las plataformas de asistencia virtual existentes (calificador inmobiliario, asistente censal, etc.); se facilitarán datos fiscales de cara a la cumplimentación del Impuesto sobre Sociedades (una especie de borrador de datos clave como ya sucede con la renta) y se desarrollará un servicio de ayuda para la cumplimentación del modelo 303 (si bien de momento muy limitado a determinadas empresas que declaran sus facturas en el SII – básicamente los que estén en el REDEME y no sean gran empresa ni tengan “regímenes especiales” –).
  • Como ya sucediera en ejercicios anteriores, la AEAT seguirá actuando sobre el censo de entidades inactivas que han sido “abandonadas” por sus socios, forzando el cierre para ellas del Registro Mercantil a través de la revocación de su NIF.
  • Gracias al Big Data que suponen herramientas como el SII, el Informe País por País, el intercambio automático de información de cuentas financieras en el extranjero titularidad de residentes en España, información de la Seguridad Social y otras Administraciones Autonómicas, etc., Hacienda continuará procesando y explotando los datos sobre contribuyentes con el objeto de detectar rentas no declaradas (Nota – entre ellas seguirán utilizando las “cartas de aviso” conforme que no estamos cumpliendo con los ratios del sector,… cartas que incluso se ampliarán a nuevos colectivos con actividad económica).
  • También está previsto que se lleve a cabo un Plan especial de comprobación en relación con aquellos contribuyentes que han consignado reiteradamente en sus declaraciones bases imponibles negativas a compensar y deducciones pendientes de aplicar en el Impuesto sobre Sociedades, por el riesgo que ello implica de minoración indebida de tributación en ejercicios futuros. (Nota: Por lo que, si fruto de la crisis o de las circunstancias de cada caso, una entidad ha tenido pérdidas reiteradas, aparentemente se la tratará como un defraudador en potencia y podrá ser inspeccionada por dichas pérdidas…).
  • Asimismo, está previsto que se ponga en marcha un nuevo sistema informático que permitirá interactuar a los representantes y asesores de los contribuyentes con la Inspección sin necesidad de desplazarse a la sede del órgano inspector actuante, mediante una conexión por vídeo.
  • Finalmente destacar que se seguirán realizando actuaciones dirigidas a evitar el uso de sociedades para canalizar rentas o derivar gastos de personas físicas para reducir la tributación.

Pueden hacer clic aquí para acceder al contenido íntegro de dicho Plan.

Menú