Los procedimientos de inspección y sancionador no deben coincidir

Así lo ha reconocido el Tribunal Supremo en Sentencia de 10 de julio de 2019, y que “desmonta” una de las prácticas habituales que venía utilizando la Inspección para “presionar al contribuyente”.

La Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF) hace tiempo que venía denunciando que el inicio de ambos procedimientos (por el mismo inspector), se estaba utilizando por parte de la Administración para forzar al contribuyente a dar su conformidad a la liquidación planteada.

A estos efectos, el Supremo ha declarado nulo el artículo 25.4 del Reglamento General del Régimen Sancionador Tributario (RRST), en su redacción introducida en el Real Decreto 1072/2017, de 29 de diciembre.

Cabe destacar que, con esta, ya son tres las Sentencias en las que el Supremo ha dado la razón a la AEDAF y anula algún aspecto de Reales Decretos por los que se modifican Reglamentos tributarios y en los que, mediante la figura del Real Decreto, se estaba extralimitando las capacidades normativas para los que los mismos fueron habilitados.

En el caso de esta sentencia el ponente reconoce que, según el artículo ahora anulado, la interpretación “supondría supeditar el procedimiento sancionador al curso de un procedimiento inspector cuando la voluntad del legislador, y esto es indiscutible, fue la de hacer por completo independiente el sancionador respecto a otros procedimientos tributarios como el de inspección”.

El magistrado dice que la “relevancia del procedimiento inspector en el ejercicio de la potestad sancionadora tiene perfecto acomodo en el esquema legal por la simple regla de no iniciarlo hasta la finalización del procedimiento inspector, conforme prevé el artículo 209.2 de la LGT, que otorga un plazo máximo de tres meses para hacerlo, lo que parece más que suficiente”.

O lo que es lo mismo, lo “normal” sería finalizar el procedimiento inspector, y sobre la liquidación resultante del mismo, y en el plazo de tres meses, iniciar – si se estima oportuno por parte de la Inspección – el procedimiento de sanción correspondiente.
Pueden consultar el contenido íntegro de la Sentencia del TS haciendo clic aquí.

Menú