ERTE y complemento salarial

Algunas de las entidades que están tramitando ERTEs están pactando con los trabajadores, o sus representantes legales, un complemento salarial a la prestación por desempleo.

Con este complemento, de carácter totalmente voluntario, se intenta que el trabajador no pierda poder adquisitivo, pues, como saben, la prestación por desempleo es del 70% de la base reguladora del trabajador.

A efectos de que puedan contar con toda la información y efectuar una estimación de costes para su organización intentaremos aclarar en este artículo algunas dudas en cuanto al tratamiento que se le debe dar a este complemento en relación a su tributación y cotización.

En relación al tratamiento fiscal: este complemento deberá someterse a la correspondiente tributación, pues el hecho de que se le denomine complemento o derive de un ERTE no tiene mayor trascendencia, sometiendo la ley a tributación cualquier suma que se perciba como consecuencia directa o indirecta de la relación laboral.

En cuanto a la tributación un par de apuntes más: la normativa establece que deberíamos rebajar la tributación en función de las retribuciones efectivamente abonadas al trabajador, si bien ello puedo conllevar que al trabajador, en la declaración de la renta del próximo ejercicio, le salga a ingresar al haber recibido retribución de dos entidades (empresa y SEPE). Por ello recomendamos que se pacte documentalmente con el trabajador el mantenimiento o, en su caso, el aumento del tipo de retención.

En relación a las cotizaciones sociales: el tratamiento es diferente respecto a la tributación pues no se deberá cotizar por estas cantidades. A efectos de seguridad social se considera que este complemento es una indemnización por suspensión de contrato y dicho concepto no cotiza, recordemos que las indemnizaciones que se materializan como una mejora de la acción protectora no tienen naturaleza salarial y por tanto están exentas de cotización.

Menú