ERTE, pagas extras, vacaciones y antigüedad

Son muchas las consultas que estamos recibiendo en cuanto a la aplicación efectiva de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en los recibos de nómina de los trabajadores, y en posteriores devengos.

En este artículo nos centraremos en aclarar qué ocurre con las pagas extras que se abonarán en los próximos meses y, por otro lado, cómo se verán afectadas las vacaciones de los trabajadores y su antigüedad.

En cuanto a las pagas extras, recordemos que mientras el ERTE esté vigente los trabajadores verán reducido su salario por la parte de jornada no trabajada.

Como saben, la prestación de desempleo se calcula teniendo en cuenta la base reguladora del trabajador, y ésta, ya lleva incluida la parte proporcional de pagas extras. Por este motivo, cuando sea el momento de abonar las pagas extras, la empresa no vendrá obligada a abonarlas íntegramente, sino que podrá descontar los días que el trabajador ha tenido suspendido su contrato por el ERTE, pues en la prestación de desempleo abonada por el SEPE ya se incluía este concepto. Todo ello salvo pacto en contrario alcanzado con los trabajadores o sus representantes legales, donde la empresa se obligue a abonar íntegramente las pagas extraordinarias.

En cuanto a las vacaciones de los trabajadores afectados por el ERTE la duración de las mismas también puede verse afectada.

Así, si el ERTE es de suspensión de contrato, durante los días de vigencia no se devengan vacaciones, por lo que la empresa podría reducir la duración en función de los días de suspensión.

En cambio, si el ERTE es de reducción de jornada, la duración de las vacaciones no se verá afectada.

Por último, en cuanto a la antigüedad no se ve afectada de ninguna forma, y en todo caso el tiempo que el trabajador permanezca en el ERTE debe computar a efectos de indemnizaciones y resto de emolumentos vinculados a su antigüedad en la organización.

En el ERTE de reducción de jornada el empleado sigue trabajando, por lo que no cabe duda de que se genera la antigüedad.
El caso que podría presentar alguna duda sería el de suspensión del contrato, aun así, conviene aclarar que se debe computar la antigüedad durante todo el tiempo que dure el ERTE, dado que se trata de una suspensión del contrato por una causa ajena al trabajador.

Menú