DISTRIBUCIÓN IRREGULAR DE LA JORNADA

Una pregunta que se nos efectúa con cierta recurrencia son las vías que pueden utilizarse a fin de que los trabajadores presten más horas al día en períodos de acumulación de trabajos sin necesidad de recurrir a las horas extras o de contratar a más personal.

Pues bien, para estas situaciones nuestra legislación prevé la posibilidad de acudir a la distribución irregular de la jornada.

El primer paso, como siempre, es acudir a la regulación específica que sobre el tema se haga en el convenio colectivo de aplicación, o en el acuerdo que se alcance con los representantes de los trabajadores.

En ausencia de pacto, la normativa permite que las empresas puedan distribuir de manera irregular el 10% de la jornada. En la práctica, esto significa lo siguiente:

  • Si, por ejemplo, la jornada anual según convenio es de 1.750 horas, se podrá disponer de 175 horas (el 10%) para distribuirlas durante el año según las necesidades de la empresa. Por ejemplo, estableciendo que los trabajadores presten servicios una hora más al día durante algunas semanas.

A los efectos de que no incurrir en ningún incumplimiento se deberá documentar la jornada efectivamente realizada por los trabajadores en el registro de jornada. De ese modo se podrá acreditar que, aunque algunos días los empleados trabajen algunas horas de más, dichas horas quedan compensadas en los registros de los días en que presten menos horas de servicio.

En todo caso, los trabajadores deberán conocer con un preaviso mínimo de cinco días el día y la hora de la prestación de trabajo resultante de la distribución irregular. Por tanto, se deberá comunicar por escrito la realización y la compensación de la jornada irregular.

Asimismo, como hemos comentado al inicio de este artículo, se deberá revisar si el convenio colectivo regula las condiciones en que se debe ejecutar la distribución irregular, pues si el convenio o un pacto de empresa regulan esta posibilidad, la empresa debe regirse por las condiciones que allí se establezcan. Por ejemplo, es posible que se regule un preaviso superior, o que se condicione el uso de la distribución irregular a que se produzcan unas determinadas causas, como un aumento o una disminución de pedidos.

Por otro lado, se deben respetar el resto de condiciones de sus empleados y los descansos establecidos en la ley. Así, dentro de ese 10%, no podrán moverse las horas de trabajo a sábados, domingos o festivos, salvo si la jornada de los trabajadores es de lunes a domingo. Además, los trabajadores no podrán trabajar más de 9 horas diarias, excepto que su convenio prevea un límite superior, y deberán descansar 12 horas entre cada jornada, y un día y medio cada semana.

Menú