Contratos temporales y ERTE

Aunque aún con algunas incógnitas legislativas, pendiente de que se vayan concretando próximamente, trataremos de aclarar en este artículo algunas dudas en cuanto a la extinción de contratos temporales de trabajadores afectados por un ERTE.

Como saben nuestro ordenamiento jurídico distingue entre dos contratos temporales: el contrato eventual por circunstancias de la producción y el contrato por obra y servicio.

El art. 5 del Real Decreto Ley 9/2020, establece que la duración del contrato temporal incluido en ERTE se interrumpirá por el tiempo equivalente al periodo suspensivo cuando la extinción tenga su origen en el covid-19. Es decir, que la fecha de finalización se ampliará por el tiempo que estuvo en el ERTE.

Ahora bien, a falta de mayor concreción normativa, hay que tener en cuenta los posteriores oficios de la Dirección General de Trabajo que, aunque no son vinculantes, si nos orientan en cuanto a su interpretación. Así, por ejemplo, en el oficio de fecha 07.04.2020 se establece que

Si durante el periodo de suspensión o tras la reanudación de la actividad y durante el período “prorrogado” o ampliado concurriese alguna causa que “haga decaer el objeto del contrato”, esto es, que le ponga fin de manera válida y objetiva, se entenderá plenamente eficaz la extinción del mismo de acuerdo con los requisitos y el régimen jurídico previsto en el artículo 49.1.c) del Estatuto de los Trabajadores”.

Este podría ser el caso de un contrato de interinidad por sustitución, o un contrato de relevo por cumplimiento de la edad de jubilación, no así de un contrato de interinidad por cobertura de vacante, o el contrato de relevo en el caso de jubilación parcial diferida, o el de cualquier otro contrato temporal en donde la causa de extinción sea la mera expiración del plazo”.

Por ello, si el contrato temporal finaliza por causa distinta al covid-19, desaparece la causa de la temporalidad y el contrato terminará con independencia de que se hubiera incluido en un ERTE.

En relación al compromiso de mantenimiento del empleo, la Disposición Adicional decimocuarta del Real Decreto Ley 11/2020 que:

“En particular, en el caso de contratos temporales el compromiso de mantenimiento del empleo no se entenderá incumplido cuando el contrato se extinga por expiración del tiempo convenido o la realización de la obra o servicio que constituye su objeto o cuando no pueda realizarse de forma inmediata la actividad objeto de contratación”.

Respecto a los trabajadores concretos en relación con los cuales se extiende el compromiso son aquellos afectados por la medida de suspensión o reducción de jornada.

En conclusión y recogiendo el criterio de la Dirección General de Trabajo, las empresas deben comprometerse a mantener el empleo durante los 6 meses posteriores a la finalización de la suspensión o reducción, esto es , al 100% de los trabajadores afectados por la suspensión de contrato o la reducción de jornada por fuerza mayor basada en el Covid-19, sin que se tenga por incumplido el compromiso cuando el contrato de trabajo se extinga por despido disciplinario declarado como procedente, dimisión, jubilación o incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez del trabajador, y en el caso de contratos temporales cuando el contrato se extinga por expiración del tiempo convenido o la realización de la obra o servicio que constituye su objeto. En caso contrario, procederá el reintegro de las aportaciones empresariales dejadas de ingresar.

Menú