Contratación de trabajadores extranjeros en España

En una sociedad basada en la globalización, cada vez es más común ver como muchos extranjeros vienen a trabajar a España. No obstante, para ello, deberán cumplirse varios requisitos que variarán según la situación en que se encuentre.

En primer lugar, para poder solicitar la residencia temporal y trabajar por cuenta ajena, se necesita una autorización inicial. Esta autorización inicial de residencia temporal y trabajo tendrá una duración de un año y estará limitada a la efectiva prestación de la actividad laboral.

La vigencia de esta autorización quedará suspendida hasta la obtención del visado, la entrada del trabajador extranjero en España y su alta en el Régimen de la Seguridad Social correspondiente. En todo caso, deberá ser el empresario quien deba solicitar dicha autorización.

¿Cuáles son los requisitos del extranjero para la concesión de dicha autorización?

• Que se encuentren en situación regular en territorio español.
• Que no tenga antecedentes penales, tanto en España como en su país de origen y/o de residencia durante los últimos 5 años.
• Que no aparezca como rechazable por un convenio firmado entre España y el país de origen.
• Que no haya transcurrido el plazo de compromiso de no regreso a España del extranjero.
• Que se haya abonado la tasa de tramitación de la autorización de residencia temporal.

¿Cuáles son los requisitos del empleador para la concesión de dicha autorización?

• Que el empleador presente un contrato de trabajo firmado por ambas partes garantizando así la actividad continuada del trabajador durante la vigencia de la autorización.
• Que las condiciones del contrato se ajusten a las establecidas por la normativa vigente y el convenio colectivo aplicable para la actividad.
• Que el empleador haya tramitado la inscripción en el Régimen de Seguridad Social correspondiente y se encuentre al corriente de sus obligaciones tributarias y de Seguridad Social.
• Que el empleador cuente con medios económicos, materiales o personales suficientes para sus objetivos empresariales y para asumir sus responsabilidades empresariales frente al contrato establecido con el trabajador extranjero.
• Que el trabajador tenga la capacitación y cualificación profesional exigida para la puesta en marcha de antedicho contrato y profesión.

¿Cómo tramitamos la solicitud de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena?

El empleador que quiera contratar a un trabajador extranjero que no tenga la autorización de residencia y trabajo por cuenta ajena en España deberá presentar la correspondiente solicitud de autorización inicial ante el órgano competente (en la provincia donde se vaya a ejercer la actividad laboral).

Junto con la solicitud deberá aportar la siguiente documentación:

• DNI o NIF del empleador. Si es persona jurídica, documento público de representación de quien realice la solicitud.
• Acreditación de la exención de situación nacional de empleo.
• Original y copia del contrato de trabajo.
• Acreditación de medios económicos, materiales y personales para la actividad empresarial.

Admitida ésta a trámite, se devengarán las tasas correspondientes de trabajo y residencia que deberán ser abonadas en periodo voluntario, en los 10 días hábiles siguientes a la fecha de admisión de la solicitud.

Una vez concedida dicha autorización y notificada a los interesados, el trabajador deberá solicitar personalmente el visado en la Misión Diplomática u oficina consular donde resida junto con la presentación de la siguiente documentación:

• Copia del contrato de trabajo con el sello de la Oficina de extranjería.
• Pasaporte o título de viaje, válido en España y con validez de cuatro meses mínimo.
• Certificado de antecedentes penales.
• Certificado de no padecer ninguna enfermedad que pueda repercutir en la salud pública.
En el periodo de tramitación se podría concertar una comparecencia con el solicitante y mantener una entrevista personal con este.

Si el extranjero se hallase en situación irregular en España se inadmitiría la solicitud del visado.

Una vez recogido el visado, el trabajador tendrá un periodo de no más de tres meses para entrar en territorio español, debiendo cursar su alta en Seguridad Social en el plazo de tres meses, además de solicitar personalmente su tarjeta de identidad de extranjero (TIE) en el plazo de un mes desde su alta en Seguridad Social.

Si en el plazo de un mes no se tramitase su alta en Seguridad Social, el extranjero deberá abandonar el territorio nacional, incurriendo en el caso contrario en infracción grave por encontrarse de forma irregular en España.

Somos conscientes de que el tema de extranjería, y la obtención válida de un permiso para residir y trabajar en España es altamente compleja, por ello en Baker Tilly Argos nos ponemos a su disposición para solventar cualquier duda que pudieran tener en esta materia.

Menú