AUNQUE UN CONTRATO SEA FALSO, HACIENDA NO LO PUEDE ANULAR

Si Hacienda considera que un contrato ha sido simulado, podrá exigir el pago de los impuestos correspondientes a la operación realmente realizada (y en su caso imponer sanción), sin embargo NO puede declarar la nulidad jurídica del mismo, pues esta potestad corresponde únicamente a los órganos judiciales.

Siguiendo nuestra serie de artículos en los que venimos mostrando los efectos de las “discrepancias de opiniones” entre los contribuyentes y la AEAT, queremos ver una reciente resolución que analiza el alcance de la actuación de Hacienda – si la misma considera que un contrato ha sido “simulado” -.

En este sentido, el Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC) en una reciente resolución reconoce que hasta que un Tribunal no lo anule, el contrato seguirá existiendo a efectos civiles o mercantiles pese a que Hacienda lo haya declarado como “simulado” a efectos tributarios. De esta manera, establece el límite en la actuación de la Agencia y aclara que, pese a que sean declarados falsos a efectos tributarios, siguen teniendo validez jurídica.

En esta resolución, el TEAC examina el artículo 16 de la Ley General Tributaria (LGT), que regula los efectos de los contratos declarados como “simulados” por la AEAT. Esta norma “antielusión”, establece que “el hecho imponible gravado será el efectivamente realizado por las partes”; por lo que la AEAT podrá declarar dicha “simulación”, si bien tendrá efectos exclusivamente tributarios, no correspondiendo a la AEAT anular contrato privado alguno, ya que dicha declaración de nulidad corresponde exclusivamente al juez civil o mercantil.

Pueden ver el contenido íntegro de la resolución haciendo clic aquí.

Menú